Acerca de Carmen Blanco

imagen carmen blanco meditando

“Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos” – Viktor Frankl.

Y eso hice yo, cambiar…. Todo comenzó con una fecha, Septiembre del 2014; decido cambiar de vida, e irme a vivir a Barcelona, ahora miro atrás y estoy a años luz de esa Carmen que se montó en un coche compartido desde Madrid con 3 maletas gigantes a comenzar una aventura que durará por siempre en el tiempo, y que ahora está dando grandes frutos.

Llegué a Barcelona con un máster bajo el brazo en Prevención de Riesgos Laborales, del cual nunca he ejercido, y gracias a dios espero nunca tener que ejercer…. 🙂 ya que mi camino ha tomado otra dirección y, de ahí, la creación de este blog.

Gracias a ese cambio de vida mis prioridades se han transformado, al igual que mis aficiones, buscando una vida más calmada y con un gran crecimiento personal, por eso quiero utilizar este medio para trasmitiros todo lo que he aprendido , todo lo que estoy aprendiendo y todo lo que quiero aprender.

¿Qué te puedo ofrecer?

En AireBlanco vas a encontrar desde meditaciones guiadas, terapias alternativas, deporte, cosmética natural, recomendación de libros… La verdad que estoy abierta a la inspiración y cualquier tema que crea que es adecuado para este maravilloso blog, no dudaré en dedicarle tiempo para escribir y hacéroslo llegar al igual que me encantará recibir vuestras preguntas o recomendaciones, quiero que todos formemos parte de esta gran aventura.

Desde pequeña siempre me gustó escribir, todavía conservo un cuaderno donde escribía rimas con 10 años, o mi diario al cual todas las noches le contaba las cosillas que me habían pasado durante el día…. hay una voz interior que me anima a volver a escribir, y desde hace un tiempo me guío por lo que me susurra mi corazón, nunca se confunde, por eso he creado este blog para que sea mi nuevo diario pero esta vez público, donde tú puedas participar y yo te pueda ayudar con todos los conocimientos que he ido aprendiendo.

Solo espero que disfrutes tanto como yo de este nuevo viaje, besitos.

Carmen